domingo, 4 de marzo de 2012

Capitulo 28



*Capitulo anterior*
-Joe lo que sucede es que- Se apresuró a decir Sofía antes de que yo dijera algo- Es que Dougie y yo fuimos novios. Luego de que termináramos, yo lo seguía queriendo. Cuando me enteré que tenía otra novia, o que andaba con otra chica estaba a punto de explotar de los celos. Y me puse más celosa aun cuando me entere que le quería proponer matrimonio a Mari. Por más de que cuando escribí esa carta cuando tú y yo teníamos una relación quería volver con él. Lo siento…
***
[DOUGIE]

Sentí la mirada incomoda de Joe intercalarse entre Sofía y yo. Me sentía como de más en esa conversación. No sabía que Sofía seguía enamorada de mi, y menos que deseaba arruinar, de alguna manera, la idea de mi matrimonio.

-Doug.. Dougie- Dijo Joe tartamudeando- ¿Tú sabias que ella seguía enamorada de ti?

-Para nada- Dije intentando sonar indiferente.

-Lo siento mi amor- Dijo Sofía dirigiéndose a Joe- Debo hablar en privado con Dougie. No te preocupes por lo que te dije, es pasado- Le dio un beso a Joe en la mejilla y se dirigió hacia donde yo me encontraba, me tomó del brazo y empezó a caminar rápidamente haciéndome tropezar. Nos dirigíamos hacia la puerta del pequeño apartamento. No sé que pretendía. No sabia de que quería hablar conmigo.

-¿De que quieres hablar?- Dije refunfuñando.

-De esto- Respondió Sofía sacudiendo suavemente la carta- Dougie seamos claros. Ambos sabíamos que todavía sentíamos algo el uno por el otro- Dijo acercándose cada vez mas y mas a mi.

-¿Quieres que sea claro? ¿QUIERES QUE SEA CLARO?- Dije al borde de la locura. Ella asintió- Me mude a Los Ángeles por tu culpa. POR TU MISERABLE CULPA- Grite casi empujándola- ¿Cómo piensas que te amaba después de que terminamos? ¿Después de lo que me hiciste? Ahora me doy cuenta que nunca debí a volver a confiar en ti. No se como fui tan tonto- Estaba furioso.

-Dougie no seas así. Tú y yo debemos estar juntos- Dijo Sofía mientras hacia círculos en mi pecho con uno de sus dedos- Yo te conozco. Yo se lo que deseas en realidad- Sofía se estaba acercando a mi mas y mas. Me tomo de los brazos suave y dulcemente como solía hacer cuando éramos novios. Soltó uno de mis brazos y empezó a hacerme caricias detrás de mi cuello, a jugar con las puntas de mi cabello. Comenzó a susurrarme cosas, quería envolverme en su voz, quería que me dejara llevar por el momento. Me empujo suavemente hacia la pared. Cerré lo ojos y empecé a morder mis labios. Estaba muy confundido. No podía sacar de mi mente a Mari- Dougie Dougie- Escuche un susurro. Deseaba que solo fuera un sueño, una pesadilla. Abrí mis ojos. Vi los labios de Sofía a unos milímetros de mi cara. No lo podía hacer. No debía. Yo no la amaba. Apenas sentí sus labios rozar los míos aparte mi cara bruscamente.

-¿Cómo te atreves?-  Dije mientras le di una cachetada. Le di más fuerte de lo que pensé. No pensé que le fuera a causar tanto daño. Sofía cayó en el piso desplomándose. Llevo una de usas manos a su mejilla. No sabia que hacer. ¿Cómo le iba a explicar esto a Joe? O peor ¿Cómo se lo iba a explicar a Mari? No sabia que hacer. Empecé a caminar en círculos desesperadamente.

-Esto quedara entre nosotros- Dijo en voz baja Sofía mientras se levantaba- Pero no será la última vez- Y empezó a caminar lentamente hacia el pequeño apartamento. Volteaba de vez en cuando con miradas de insinuación. Antes de abrir la puerta del apartamento, volteo por última vez y llevando una de sus manos a su boca lanzo un pequeño beso. Para luego guiñarme un ojo y morder sus labios. Cerré mis ojos suavemente. En esos segundos en los que parpadee Sofía había desaparecido.

Comencé a golpear la pared descontroladamente. No me importaba si la gente me escuchaba y se asomaba al pasillo preguntándose que sucedía. La verdad es que solo me importaba como rayos iba a explicarle esto a Mari. Prefería que se enterara por mí, que luego, en alguna conversación ajena se enterara de este conflicto. Empecé a caminar por el pasillo para dirigirme a las escaleras. Subí y subí. Nuestro apartamento estaba en uno de los últimos pisos, pero seguí subiendo pasando el mismo. Llegué a una linda terraza, se veía toda la playa, la pequeña ciudad a lo lejos, era hermoso. Era como un paraíso. Me recosté contra una pared y me fui resbalando hasta quedar sentado en el piso. No podía creer lo que había sucedido. Lo que casi hago. Y lo que hice. “¿Por qué?” Grité golpeando el piso y dejando unas lágrimas brotar de mis ojos. No era el típico chico que lloraba. Es mas, según mi punto de vista, si lloraba eran signos de que no era fuerte, de que era un tonto más de la lista de los débiles que no se podía controlar. Por ello nunca lloraba. Pero al parecer era más débil de lo que pensaba. No era lo suficientemente fuerte parar confiar en mi mismo, para confiar en que de alguna manera iba a solucionar esto. Las dudas sobre lo que sucedió y como hablarlo con Mari empezaron a “ahogarme” Sentía como si un peso me presionara contra el piso. Dejándome sin respiración, acabando con mi vida. Intente pararme para dirigirme al apartamento con Mari, pero al encontrarme parado solo pasaron unos segundos para que volviera a caer al piso. Me sentía débil, indefenso. No podía ni controlar a mi cuerpo. Comencé a golpear el suelo nuevamente. No pare hasta que se notaran las heridas en mis manos. Acto seguido empecé a rasguñar mis brazos. No sabía lo que estaba haciendo. De alguna manera había caído en una pequeña “depresión” Solo buscaba deshacerme de todo la confusión en la que estaba envuelto. Pero el dolor no lo solucionaba.

Pase unos segundos mas tirado en el suelo sin hacer nada. Pero ya me encontraba decidido, iba a solucionar esto. Así que intente pararme poco a poco. Luego de unos minutos y recostado de la pared empecé a caminar hacia las escaleras. El dolor que sentía en mis brazos y mis manos mientras me arrastraba por la pared no era normal, era indescriptible. Intenté bajar las escaleras cuidadosamente hasta llegar al apartamento. Pero cuando llegue a la puerta me di cuenta que no tenia mis llaves, así que no me quedo de otra que tocar la puerta desesperadamente para poder entrar y sentarme antes de que me volviera a desplomar en el piso.

[MARI]

Cuando Dougie se fue busque algo para desayunar, algo como unas galletas, porque después de todo lo que había comido ayer, no tenia muchas ganas de comer algo pesado. Como pensé que Dougie iba a regresar algo rápido solo me senté a ver la televisión. No había nada interesante para ver. Estuve pasando de canal en canal como por unos 20 minutos, hasta que encontré un canal de noticias de farándula, así que decidí dejar de pasar lo canales y quedarme viendo eso. Era raro, solo pasaban “noticias” de actores y/o cantantes que no conocía, parecía que eran nuevos en  la “industria” de la farándula.  Tome mi celular y me distraje con el, dejando de mirar el programa, hasta que escuche mi nombre. Levante la mirada para observar la pantalla del televisor, no creía que se tratara de mí, pero en eso empezaron a aparecer cerca de unas 5 fotos de la noche anterior cuando me encontraba con Dougie. “¿Cómo pudieron encontrarnos?” Murmure para mi sola. No me sentía cómoda con que fotos mías aparecieran en la televisión, donde muchas personas las iban a ver. Odia que los demás vieran fotos mías, pues según a mi parecer siempre me veía mal en las fotos. Seguí viendo el programa por unos minutos para saber que estaban diciendo sobre nosotros y algunas de las cosas que pude escuchar fueron “El atrevido chico sale vivo de un riesgoso rescate” “¿Volverá el famoso bajista a recaer en el alcohol?” “Una escapada amorosa”  “¿Quién es esta misteriosa chica?” “¿Estará esta chica afectando su vida?” Y otras cosas mas que me hicieron molestar, así que tome el control remoto y apague el televisor. Como me sentía cansada y Dougie no llegaba decidí irme a la habitación para dormir un poco mas, supongo que alguien me despertaría si íbamos a salir. Tome mi celular en caso de que Dougie me llamara y empecé a caminar arrastrando mis pies hasta llegar a la cama.

Desperté prácticamente de golpe al escuchar que alguien estaba golpeando la puerta desesperadamente. Era extraño, Dougie se había llevado su llave así que no tenia porque tocar la puerta o el timbre y si era Tom o alguno de los chicos hubieran tocado el timbre o me hubieran llamado al celular para avisarme que iban a venir. Salí corriendo de la cama para dirigirme a abrir la puerta. Abrí la puerta de golpe sin ver por el pequeño “ojo mágico”. Me llene de pánico al ver a Dougie casi sin fuerzas y lleno de golpes.

-¿QUÉ TE SUCEDIÓ?- Grite con pánico.

-A.. A.. Ayúdame- Dijo Dougie tartamudeando y señalando el sillón.  Intente tomar uno de sus brazos pero al mínimo roce escuche un quejido de dolor, así que pase mis manos alrededor de él para ayudarlo a caminar.

-¿Doug, amor, qué sucedió? Me dijiste que ibas al cajero a retirar efectivo. ¿Te asaltaron?- Dije casi sin hacer una pausa.

-No, nada de eso- Contesto acomodándose lentamente en el sillón- Te mentí. No era cierto que iba para el cajero. Todo fue un engaño- Al decir eso los ojos de Dougie empezaron a llenarse poco a poco de lágrimas- Lo lamento, sé que no debí. Discúlpame- Finalizo mirando hacia el suelo.

-Dougie- Dije sentándome a su lado- No me importa si me mentiste, solo quiero que estés bien ¿Quién te hizo esto?

-Yo.. Yo mismo- Tartamudeó- Cuando salí de aquí me dirigí al apartamento de Joe y Sofía, tenia que hablar con ellos respecto a la carta que me mostraste- ¿Qué? ¿Yo cause esto?- Necesitaba hablar con Sofía, esa carta no estaba en el plan. Nunca hablamos sobre escribirla y dejarla en el hospital- Quise decir algo pero Dougie siguió hablando apresuradamente sin dejarme emitir un comentario- Así que fui a hablar con ellos, y luego de hablar unos minutos Sofía me dijo que debía hablar conmigo en privado. Por lo que me tomo del brazo y salimos del apartamento y empezamos a “hablar”- Haciendo comillas con sus dedos- Respecto a la carta- Dougie se detuvo, trago saliva y prosiguió- Entonces fue cuando me puso contra la pared y me acorraló como a un pequeño niño. No sabia que hacer. Empezó a hacer todo lo que hacia cuando éramos novios. Sin querer casi me deje seguir por ella. Acerco sus labios a mí y cuando apenas sentí el roce, le di una cachetada. Se desplomó en el suelo. Me sentía horrible por lo que hice. Así que subí a la terraza y empecé a golpear el suelo y a rasguñarme los brazos- Finalizó Dougie.

-Oh mi dios- Fue lo único que pude decir casi en susurro. Me acerque más a él para intentar abrazarlo.

-Ah!- Dijo Dougie mirándome- De alguna forma Sofía quería arruinar mi idea de proponerte matrimonio.

-¿Qué ella que?- Dije exaltada alejándome de Dougie- Ya se las va a ver esa zorra.

-Cálmate, por favor.

-¿QUÉ ME CALME?- Grite- Esa zorra pretendió arruinar nuestro matrimonio, se te insinuó hoy y te dejo así- Dije señalándolo- ¿Y tu me dices que me calme?- Finalice y empecé a caminar rápidamente hacia la puerta de salida (Del apartamento).

*Primero que nada, a las pocas que leen, discúlpenme por no subir caps hace mil años(? Espero que les guste este cap, se supone que lo iba a subir la semana pasada pero no lo termine y ni toque la computadora en la semana .__. No me maten por no subir, enserio ):
AAAH Me dolio escribir eso de Dougie aksdjksdja Solo pensar en eso me hace sentir mal ):
Bueno dejen sus comentarios/criticas, las amo :) *

4 comentarios:

  1. Por que soy tan mala wacho? yo quiero la felicidad de Dougie, Y si estoy con Joe ya me basta. Amo a Joe (? ah. Maldita Michelle ya vas a ver (? asldjsalk igual te quiero, seguila :B

    ResponderEliminar
  2. Michelle considérate muerta!! Primero por durar tanto para subir y segundo porque la dejaste hasta acá, debes seguirla!! Sofia es malaa muy malaaaaa ahre, Y Joe le pobre sin saber nada :|, Imagínate hay que quererte porque sin ti no hubiera nove, Siguelaaa :D

    ResponderEliminar
  3. ya no subiraaas? se quedoo super intensa y me muero de ganas de saber que le pasara a sofiaaa! S:

    ResponderEliminar
  4. Por favor publica mas, esta super interesante
    Por fa hace mucho que no publicas un capitulo.

    ResponderEliminar