martes, 21 de febrero de 2012

Capitulo 26



-¿Mark?- Le susurré.

-¿Qué sucede?- Dijo mientras comía su postre.

-¿Tienes alguna idea de que podría ser esto?- Dije señalando la cajita decorada.

-No- Respondió cortante. Cuando desvié mi mirada pude ver de reojo que Mark y Dougie se miraron por un momento ¿Qué tramaban?

-Pequeña ¿No vas a ver que es eso?- Me preguntó Tom levantando sus cejas insinuando algo.

Le hice caso. Tome la pequeña caja mientras sentía que todas las miradas de la mesa se concentraban en mí. Titubeando y  con cierto temor comencé a deshacer el lindo lazo. Antes de abrirla, tome aire, vi a mí alrededor; y pude observar los ojos brillantes de Gi y Mark clavados en mí, con una sonrisa. Danny y Harry se miraban cada cinco segundos entre si, parecía que ninguno de los dos podía espera ni un minuto mas a que yo abriera la caja. Joe y Sofía se encontraban abrazados, mirándome con ternura. Parecía que eran más que amigos. Mientras que Tom estaba “inclinado” hacia Dougie. Con una gran sonrisa dibujada en su rostro, dejando ver su hermoso hoyuelo y haciendo esos “gemidos” que tanto me hacían y reír. Y Dougie. Dougie estaba sentado a mi lado, con sus ojos brillantes clavados en la pequeña caja. Sin decir una palabra. Sin hacer un movimiento. Tome una última bocanada de aire y decidí que era hora de abrir la cajita. Lentamente y con los ojos casi cerrados, tome la pequeña tapa y comencé a levantarla. Escuchaba suspiros de alegría por parte de todos y los inconfundibles gemidos de Tom. Abrí los ojos despacio y mire el interior de la caja. Había un anillo. Un lindo y delicado anillo. Lleve mi mano a mi boca. Unas lágrimas empezaron a caer por mis mejillas. No lo podía creer.

-¿A esto de referías?- Dije mirando a Dougie sin quitar la mano de mi boca.

-Si- Respondió él con los ojos llenos de lágrimas- Y ¿Qué dices?

-NO!- Se escuchó un grito desde el otro lado de la mesa. Era Danny. Todos reímos-Lo siento- Dijo con una sonrisa tonta.

-¿Y bien?- Pregunto Dougie. Me levanté de la silla y le di un gran abrazo, haciendo que se parara. Nos abrazamos por unos minutos. Nos dimos un beso y dije un bajo “si” mientras apoyaba mi cabeza en su hombro.

-Creo que le dijo que si- Escuche a Tom decir emocionado como un niño pequeño.

-Cállate- Le dijo Giovanna dándole un leve golpe en el brazo. Todos reímos.

Me separe de Dougie. Limpie las lágrimas que estaban corriendo por mis mejillas y me senté temblorosa en la silla. La sorpresa todavía me embargaba. Dougie tomó la pequeña caja y saco el anillo. Tomó mi mano y lo deslizó por mi dedo. Apretó suavemente mi mano y me dio un rápido abrazo mientras susurraba “Gracias” a mi oído.

-¿Todos lo sabían?- Dije pasando mi mirada por cada uno de ellos.

-¿Es que no era obvio?- Dijo Joe riendo.

-Cuando a alguien lo “secuestran”- Dije haciendo unas comillas con mis dedos- Lo último que piensas es que te van a pedir matrimonio- Dije riendo.

-Cierto- Dijo Mark riendo.

Seguimos comiendo nuestros postres. Los chicos no dejaban de hacer bromas sobre las cosas que haría Dougie durante la ceremonia de bodas, o cuando viviéramos juntos, o incluso cuando tuviéramos hijos. Pero cuando los chicos tocaron el último tema Dougie se defendió diciendo “Por lo menos mis hijos no tendrán una barbilla mi enorme” Todos sabíamos que se refería a Tom. Nadie paro de reír ni por un minuto. Eran como la 1 am y todos seguíamos allí, riendo. El tiempo pasaba volando. Y por más de que supiéramos la hora no nos importaba. Estábamos alegres, mas que nunca diría.  El momento era perfecto. O bueno casi. Lo único que lo haría completamente perfecto seria que mis padres estuvieran aquí. Eso, mis padres.

-Iré a caminar un poco- Dije levantándome. Dougie iba a pararse para ir conmigo pero le dije que no importaba.

Rodeé la mesa y acomodando mi abrigo comencé a caminar por el muelle. Al llegar a los pequeños escalones que me separaban de la arena, me saque los tacones y los deje en la orilla del muelle. Camine a la orilla del mar, dejando que mis pies se mojaran con las olas. Tome una gran bocanada de aire y mire las estrellas preguntándome donde estarían mis padres en este momento. “¿Dónde están?” Dije en voz alta. Las lágrimas empezaron a correr por mis mejillas. “Los extraño” Dije casi gritando. No me importaba si alguien me escuchaba gritándole a la nada. No me importaba si me veían como una loca. Solo quería liberarme un poco. Después de toda esa felicidad algo malo tenía que recordar.

-Sé que están junto a ti. Acompañándote, riendo y celebrando por lo que acaba de suceder- Dijo un chico a mi espalda.

-¿Joe?- Dije volteándome y entrecerrando un poco los ojos.

-Felicitaciones- Dijo con una sonrisa- Nunca pensé que lo haría.

-¿A que te refieres?- Dije limpiando mis lágrimas.

-Se todo. Desde lo de la pizzería en L.A. Hasta cuando tu fuiste a su casa y esas cosas- ¿Qué? ¿Cómo que lo sabía todo?

-¿Hablas enserio? Dougie nunca me dijo que fueran tan amigos.

-Por que cuando tú le dijiste lo que sucedió entre nosotros Dougie tuvo miedo de que te molestaras o algo.

-Woh- Dije con una leve sonrisa- Creo que ya nada importa ¿no?

-No lo creo- Joe extendió sus brazos- ¿Amigos?

-Hermanos- Respondí dándole un fuerte abrazo- Gracias- Le dije sin soltarlo.

Nos separamos poco a poco y nos alejamos un poco del mar para sentarnos en la arena. Nos sentamos uno al lado del otro, enterré mis pies en la arena y empezamos a charlar. Hablamos sobre todo. Sobre como se les ocurrió la idea del secuestro, el compromiso, un poco sobre mis padres, e incluso sobre cuando éramos amigos y hacíamos locura junto con sus hermanos. Joe volteó hacia la mesa y se dio cuenta de que Dougie venia caminando hacia nosotros.

-Creo que es hora de que me vaya- Dijo señalando discretamente en dirección a Dougie- Tu  futuro esposito viene para acá- Dijo riendo. Me dio un pequeño beso en la mejilla y se fue.

Vi que cuando se encontraron Joe lo felicitó dándole unas palmadas en la espalda. Hablaron un poco y luego cada uno siguió su camino. Dougie empezó a cantar lo que parecía ser “Marry me” de Bruno Mars mientras caminaba hacia mi.

-¿Qué te pareció mi sorpresa?- Dijo Dougie sentándose a mi lado y pasando uno de sus brazos sobre mis hombros.

-No puedo creer que todo haya sido para esto.

-Todo lo que hago debe ser a lo grande y sorprendente- Indicó con voz sobrante- De nada- Ambos reímos.

-Eres un tonto- Dije riendo y dándole un pequeño golpe- Y yo que pensaba que la carta del hospital era real.

-¿Qué carta?- Pregunto Dougie sorprendido.

*CHAN CHAN CHAN –Música dramática-(? Re cortado el capitulo lo se u.u ¿Se imaginan a Dougie cantando Marry me? *fangirl moment* alkdsaldsjaskdjaskdjaskdajldsa Seria perfecto *.* Y que te proponga matrimonio añldkjasdkjadklaj Me muero y luego resucito para decirle que si(?
La amiga Sofía ya no tiene por qué molestarse porque al parecer es novia de Joe wujuu(? Pero la maldita, SI TU LA MALDITA, me tiene que hacer algo con la novela. Y sabes a lo que me refiero con ALGO *mirada asesina*
Bueno dejen sus lindos comentarios asi se quien lee :D
Y no olviden, estoy por darle fin a la novela. ¿Qué opinan si la termino ahora? ¿Quisieran que hiciera otra? Las amo:*         *

3 comentarios:

  1. muero, revivo *violo a Dougie* y vuelvo a morir
    sos tan aljsdhsjsj que no puedo escribir otra cosa, si la terminas aca dame otra novela para no asesinarte (?)
    Forever tu fan :B

    ResponderEliminar
  2. Tfa Naranjo De unicornio McFlyers21 de febrero de 2012, 13:51

    MUJER LA DESEAS SEGUIR D:

    ResponderEliminar
  3. SOY NOVIA DE JOE + *Imaginarme a Dougie pidiendome matrimoni* = *Fangirling moment*. Ahre. Con respecto a mi novela no te preocupes que vos sos la causa de algo e.e *musica dramatica*. aklsdjadslj SEGUILA MICHELLE. O vamos a tu casa y quemamos todo (? ahre. Menos tus posters, esos me los llevo e.e asdkjslkd

    ResponderEliminar