viernes, 27 de enero de 2012

Capitulo 24



*Capitulo anterior*
Era obvio que esta carta no era para mí y también estaba claro quien la había dejado en la habitación. Ahora entiendo porque Joe vino al hospital, no era a pedir disculpas. Solo vino por Sofía, y como supongo que se enteraron que estaba aquí ingeniaron ese tonto plan. Pero, que pretende Sofía? Que espera? Que Dougie despierte y la perdone por esto? Por llevarlo al borde de la muerte?
***
Habían pasado días, incluso semanas, desde que Dougie había entrado a hospitalización. Su salud había mejorado mucho, no tan rápido como nosotros esperábamos, pero los doctores nos habían explicado que era común que este tipo de recuperación fuera un poco lenta.

Aunque había un pequeño detalle que no había pasado por nuestra mente y que los doctores tampoco nos advirtieron, su perdida de memoria. Dougie solo nos recordaba un poco a Tom y a mi, sabia que éramos su amigos, pero no que Tom era su mejor amigo, mejor dicho su hermano; y que yo era su novia. En cuanto a los demás, ellos eran unos completos desconocidos para Dougie.

-Señor Fletcher, señorita Miller- Como odiaba que me llamaran por mi apellido, cuando mi amiga me quería molestar siempre me llamaba así- Pueden venir por favor?- Dijo una enfermera mirándonos. Tom y yo solo asentimos.

-Qué sucederá?- Le susurre a Tom, él solo se encogió de hombros.

-Sucede algo?- Dijo Tom con tono preocupado al llegar a un consultorio.

-El Doctor vendrá en unos segundos- Respondió muy indiferente la enfermera mientras salía del consultorio.

-Que amable- Dije con ironía.

Esos segundos se hicieron infinitos, a mi parecer pasamos una media hora allí. La habitación donde nos encontrábamos era triste, oscura, horrible. El ánimo lo teníamos un poco bajo por todo lo que estaba sucediendo y cuando te llevan a un sitio así para “hablar” sabes que algo no anda bien, o por lo menos eso es lo que se te viene a la mente.

-Buenos días- Dijo el doctor- Usted debe ser el seño Fletcher y usted la señorita Miller cierto?- Dijo dirigiéndose a cada uno de nosotros.

-Si- Dijimos a la vez.

-Mucho gusto- Extendió su mano para “apretarla” con Tom y luego conmigo- Yo soy el doctor Darew, ahora yo soy el que lleva el caso del seño Poynter- “Gracias a Dios” me dije a mi misma, creo que mi cara de alivio al escuchar eso fue muy notoria. No quise preguntar porque.

Nos explico que Dougie tardaría unos meses en poder recordar todo y que había un 30% de probabilidad de que no fuera a recordar las cosas. Tom y yo nos quedamos como embobados al escuchar aquello, que Dougie fuera a olvidar todo, para siempre, era una idea horrible en la que ninguno podía pensar. Estábamos decididos a hacer que recordara las cosas, o que por lo menos no cayera en ese 30% de probabilidad. Nos dijo que debíamos mostrarle cosas que hicimos con el, fotos, videos, lo que sea. Llevarlo a lugares donde solía ir y que actuáramos como si nada hubiera pasado, bueno, se refería a que Tom y  los chicos siguieran actuando como sus alocados hermanos y que yo tratara de hacerle ver que teníamos una relación, pero que debíamos ser pacientes.

***
Habían pasado 2 semanas desde que Dougie salió del hospital, su recuperación, al parecer, iba progresando. Nos cuesta  mucho vivir con el hecho de que Dougie no recuerde las cosas que hacíamos juntos, y en particular, a mi me esta matando. No puedo decirle muy seguido que lo amo o hacer cosas que hacíamos antes porque me empieza a mirar con caras raras, lo entiendo yo también lo haría. Pero siempre que hablo con él sus bellos ojos claros se quedan fijamente clavados en mi, como si algo dentro de él le dijese que tenemos algo, que no somos solo amigos. Le mostré muchas fotos que nos tomamos junto con los chicos, los mensajes que nos mandábamos en las noches, y claro, los videos que hacíamos de vez en cuando todos juntos.

Un día decidí que debíamos hacer algo Dougie y yo, solos. Quería intentar que recordara lo que teníamos, sé que nos dijeron que debíamos tener paciencia, pero quería intentarlo. Tenia pensado en pedirle a Tom el auto de Dougie, claro yo conduciría, para llevarlo por unos días a una playa de la que Mark me había contado. Por mas de que Tom no le gustaba mucho mi idea accedió y me presto su GPS para que pudiéramos llegar sin problemas, pues Dougie no sabía como llegar –Claro esta- y yo no conocía esa parte de España.

Ese mismo día fui a casa de los chicos para decirle a Dougie sobre mi idea. Cuando llegue a la casa, él me abrió la puerta, al hacerlo lo abracé fuertemente.

-Qué te sucede?- Me dijo Dougie con una linda sonrisa. En cierto sentido era la misma persona.

-Nada- Dije con una pequeña risa- Es que- Me interrumpió.

-Qué? Me amas?- Dijo imitando mi tono de voz.

-Qué? Me amas?- Dije imítenlo. Ambos reímos y el empezó a frotar su mano rápidamente por mi cabeza- Basta- Dije riendo y empujándolo suavemente- Ven conmigo- Lo tome de la mano sacándolo de la casa para ir a caminar.

-Qué te sucede hoy?- Dijo mirándome raro.

-Qué? Si no quieres salir a caminar conmigo te puedes quedar- Dije haciendo una “cara triste”

-Claro que no- Y puso uno de sus brazos a mi alrededor.

-Oye tenia una idea- Dije nerviosa- Mark, mi primo, me hablo sobre una playa muy linda que queda a unas horas de aquí- Dougie clavo sus hermosos ojos en mi- Y tenia pensado en que tú y yo podríamos ir a pasar unos días allí- Me escuchaba con completa atención si quitar su mirada mi- Encontré un lindo hotel por internet que tiene muchas cosas divertidas. Qué te parece?- Dije mirándolo y dándole una gran sonrisa.

-No lo se- Dijo confundido- Somos amigos- Lo interrumpí.

-Espera- Dije riendo y sacando un pequeño álbum que llevaba en mi bolso. Siempre lo llevaba en caso de que Dougie no recordara algunas cosas o simplemente para reír un poco viendo las fotos con él- Mira- Dije mostrándole algunas fotos- Lo recuerdas?

-Un poco- Dijo sonriendo- Esta bien, acepto- Me dio un fuerte abrazo.

Volvimos a casa y empezamos a recoger las cosas de Dougie. Una vez que otra Tom pasaba por el pasillo intentando no hacer ruido, pero yo lo escuchaba, y cada vez que pasaba frente a la habitación de Dougie se nos quedaba viendo con una gran sonrisa. En una de las ocasiones que paso llevaba una hoja de papel en las manos, y mientras Dougie estaba despaldas a la puerta lo desdoblo y me lo mostro mientras me sonreía dejándome ver sus hoyuelos, “Gracias, cuídalo bien”  , decía. Le devolví la sonrisa, a la vez que asentía.

Eran mas o menos las 3 pm, decidimos ir a mi casa por mis cosas –Las cuales había empacado antes de ir a hablar con Dougie- Y partimos rumbo a la playa.

Dougie se la paso casi todo el viaje viendo las fotos de todos los álbumes que llevaba en un bolso, el doctor nos dijo que seria bueno que siempre cargáramos con cosas que le recordaran a su pasado. Parecía un niño pequeño, reía mientras veía las fotografías, era raro cuando apartaba su vista de ellas, de vez en cuando pasaba una de sus manos por encima de las fotografías mientras sonreía. En uno de los álbumes habían solo fotos nuestras, en la mayoría salíamos haciendo caras tontas, mientras el las veía no paraba de reír. Amaba verlo así, sonriente, y no preocupado como lo vi antes de que desapareciera, o débil y maltratado como cuando Tom y yo lo encontramos. Al pensar eso todas esas feas imágenes volvieron a mis pensamientos, quería apártalas pero no podía.

-Dougie?- Dije casi susurrando.

-Si?- Dijo con una sonrisa y sin quitar la mirada de las fotos.

-Recuerdas a una tal Sofía?- Dije nerviosa, pues tenia miedo de que recordara a la persona que la dejo así.

-Me suena, pero no estoy seguro. Por qué?

-No por nada- Dije con una sonrisa.

Esperaba que eso quedara enterrado en su pasado, y que no recordara esos momentos.

Al fin llegamos al hotel donde íbamos pasar aquellos días. Era hermoso, demasiado a decir verdad. Al llegar a la recepción una linda y amable chica nos atendió y nos dirigió hasta nuestra habitación que se encontraba en uno de los pisos más altos. Al llegar nos indico los números del restaurant y de la recepción en caso de necesitar algo.

-Gracias- Dije mientras ella cerraba la puerta.

-Wao- Dijo Dougie mientras se acercaba a una pequeña terraza- Esto es- Se volteo a verme- Hermoso. Gracias- Dijo sonriendo.

-No es nada- Dije con una pequeña risa.

-Por qué haces esto?- Dijo Dougie mientras se acercaba a mi.

-Soy tu amiga, acaso no puedo- Dije haciendo una mueca.

-Eso creo- Se dio la vuelta y fue al refrigerador, a buscar algo de comer supongo- NO HAY NADA DE COMER- Refunfuño. En eso era exactamente igual a mí, si no había comida y tenia hambre se molestaba mucho.

-Lo se- Dije riendo- Iremos a comer al restaurant.

-Lo hubieras dicho antes- Ambos reímos- Entonces me iré a cambiar de ropa.

-Lo mismo digo- Y ambos nos fuimos a las habitaciones.

Traje un vestido que era muy especial para mí, solo lo había usado una vez, creo que incluso era uno de los pocos vestidos que tenia. Tenia un motivo florar, con una clase de fondo blanco. Sabia que era perfecto para esta ocasión. Sobre el vestido me puse un sweater, de tela muy fina, color gris. Y en cuanto a mis pies, me puse unos tacones que hacían juego con mi vestido.

-Estoy lista- Le grite a Dougie mientras salía de la habitación, pero no fue necesario que me respondiera porque cuando salí, él estaba sentado en el living esperando por mi.

-Estas hermosa- Dijo sin quitar su mirada de mi.

-Gracias- Me sonroje.
***
La cena estuvo estupenda, llevaba mucho tiempo sin disfrutar una cena como lo hice hoy. Como el hotel quedaba frente a la playa y el restaurant tenia una especie de caminera que daba para la playa decidimos ir a caminar un rato.

-Oye oye- Dije tomando a Dougie del brazo antes de caminar en la arena- Tengo tacones, no crearas que me meteré allí- Dije con voz estúpida mientras reía.

-La verdad no.

-En serio?

-No pensaba que TÚ- Dijo resaltándolo- te metieras aquí. Pensaba en METERTE aquí- Dijo mientras me tomaba por la cintura y me halaba hacia la arena.

-AHH!- Grite.

-Vamos- Dijo haciendo un esfuerzo, a lo que ambos caímos en la arena.

-Gracias por llenarme de arena, eres un tonto- Dije mientras tomaba un puño de arena y se lo lanzaba.

-De nada- Respondió Dougie, a lo que tomo un montón de arena y la lanzo sobre mi cabello.

-No sabes en lo que te has metido Poynter- Si algo no me gustaba, era que me lazaran arena en el cabello. Me pare y le lance puños y puños de arena. Pero el tomo mis manos y me hizo caer de nuevo.

-Has caído- Dijo con tono “dramático” y triunfador. Ambos reímos.

-Eres un tonto.

-Lo se, y tu también eres una tonta- Ambos reímos- Debo decirte algo importante Mari- Dijo mirándome fijamente- Algo enserio importante.

*CHICAS CHICHAS NO ME MATEN SI? Sé que les dije que subiría capitulo el lunes, pero mi semana fue una shit, ni siquiera use la computadora hasta hoy. No saben cuanto me hicieron falta en esta fucking semana, fue horrible. Enserio, las extrañe mucho :)
En cuanto a los cap, mas tarde subiré otro, se lo debo. SOFI  gracias por etiquetarme en tus caps ya me los leí TODOS e.e JULY los tuyos me los leo ahora :D Ah! Y Sofi Dougie no te recuerde, me rio de ti (? eaea ajajajaj Lov u(?
Bueno espero que les guste este cap, dejen sus lindos comentarios o sino cuando me vaya a UK no me las llevo (? 
Por cierto, estoy pensado en llegar al fin de la novela, que piensan?
Las loveo*

4 comentarios:

  1. Oh man por que tengo que ser mala? u.u Y encima el otro ni se acuerda de mi :l Voy a llorar :'l asdklasljd okno XD Seguila. Nos lo debes (? aslkdjdjaskl Te loveo (?

    ResponderEliminar
  2. Te lo dejaré pasar solo porque yo si tenía tiempo que no comentaba, ya te dije, jknbfkjbfjkbgjkbgklnñlfmojf84nkgn.. No pude quitar la sonrisa de mi cara ni por un instante, a bueno solo cuando hablaron con el doctor, pero después :D Siguelaa!

    ResponderEliminar
  3. No me dejes así, quiero saber que le dirá!!!

    ResponderEliminar