martes, 17 de enero de 2012

Capitulo 23



*Capitulo anterior*
Llegamos al hospital en unas 2 horas más o menos. Estaban dándole suero y medicamentos a Dougie, estaba un poco desnutrido y sin fuerzas.
Cuando llegamos al hospital una señora nos dijo que esperáramos en la recepción. Estuvimos allí como una hora hasta que salió un doctor para hablar con nosotros.
-Se recuperará?- Dijimos Tom y yo levantándonos de la silla.
-Buenas noches chicos, ustedes son los amigos de Dougie Poynter?- Preguntó el doctor. Solo asentimos- El chico no esta muy bien de salud.
-Se recuperará?- Repetí.
-No es seguro- Dijo cortante el doctor.
***
Al escuchar lo que dijo no logre contener el llanto. Casi caigo al suelo si no hubiera sido gracias a Tom, pues antes de caer logró sostenerme pasando sus brazos a mi alrededor.

-A que se refiere?- Dijo Tom con lágrimas en sus ojos.

-Lo siento, pero estamos haciendo lo posible para mantener a su amigo con vida.

-Siempre dicen lo mismo- Escuche decir a Tom en susurro.

-Disculpe?- Dijo el doctor con un poco de sorpresa.

-Él dijo- Dije, mientras me limpiaba las lágrimas- que todos los doctores dicen lo mismo- Ante su mirada de sorpresa seguí hablando apresuradamente- Mi padre esta hospitalizado a punto de morir, solo lo dijo porque esta molesto- Mentí.

-Excelente- Dijo con indiferencia- Cuando tengamos noticias sobre su amigo les comunicaremos, buenas noches- Dijo el doctor dándose una vuelta para irse.

-Gracias- Dijimos ambos.

Esa noche Tom se fue a la casa a descansar, pues después de mucha insistencia de mi parte me dejo quedarme. Aunque de todas formas en unas horas mandaría a Danny o Harry para que me acompañaran, no seria raro si en medio de la madrugada se aparecieran todos aquí.

No había mucho que hacer para distraerme en la habitación donde Dougie se encontraba, solo había un televisor y un sillón para las visitas –Y pues todo lo que debe tener una habitación de hospitalización- Por lo menos a mi celular le quedaba batería, aunque solo lo use para mandarle unos cuantos mensajes a Mark, no seria bueno si me quedaba sin batería. No tenia sueño y debía quedarme pendiente en caso de que Dougie se despertara o necesitara algo, así que no me quedo mas nada que quedarme sentada allí y pensar sobre mi vida, sobre lo que haría con ella.

“Todo estará bien, tal vez no ahora. Pero si eventualmente” Me dije a mi misma mirando al techo. Sentía que todo lo que sucedía a mí alrededor era mi culpa. Primero mis padres, tal vez si hubiera hablado con ellos sobre sus tontos viajes los habrían parado y mi madre no estaría mi muerta, y mi padre no estaría donde esta ahora. Y segundo, Dougie. Si no lo hubiera seguido el juego con lo de que “estaba enamorado de mi” él no estaría hospitalizado, no estaría al borde de la muerte. “Pero si no lo hubieras conocido, no hubieras vivido esos grandiosos momentos” Me dije. Era cierto. Sin él, sin los chicos en general, no hubiera vivido todo lo que viví en estos meses, habían sido geniales. Totalmente perfectos. Pero la idea de que todo era mi culpa no salía de mi cabeza.

Pase toda la noche despierta, o por lo menos eso creo y ya eran casi las 7 am así que decidí llegarme hasta el cafetín para ir por un té helado. Pero antes de salir de la “zona” de hospitalización una de  las enfermeras me detuvo.

-Disculpe- Dijo una enfermera tocando uno de mis hombros- Es usted Marie no? La señorita que esta con el joven Poynter?- Mientras me hablaba revisaba una especie de lista.

-Si, soy yo- Dije intentando dar una pequeña sonrisa.

-Hay un joven- Parecía no recordar su nombre- Lo siento, no recuerdo como se llamaba. Pero desea hablar con usted, esta afuera- Dijo señalando la puerta que daba hacia la parte central del hospital.

-Gracias- Dije dándole una sonrisa y dando una vuelta para dirigirme a la puerta.

“Debe ser uno de los chicos” Pensé. Aunque si hubiera sido alguno de ellos hubieran entrado directamente, sabían cual era la habitación y todo. “Y si era Sofía?” Todas las imágenes del día que encontramos a Dougie vinieron a mi mente. Por lo menos aquí había vigilancia y eso no? Pero de que hablo? La enfermera dijo que era un chico. Seguí caminando intentando que el miedo no me detuviera. Pero al llegar a lo que era como una especie de recepción no encontré a nadie conocido, ni siquiera a alguna chica que se pareciera a Sofía.

-Hola- Dijo un chico detrás de mi, haciendo que pegara un brinco- Lo siento.

-Joe?- Dije exaltada. Le di la espalda y me fui caminando hacia el cafetín.

-Espera!- Gritó. Me detuve pero aun dándole la espalda- Respecto a lo del otro día, lo...

-Lo sientes?- Lo interrumpí dándome la vuelta para verlo a cara- Lo sientes? Eso viniste a decir? Luego de que tú y tu tonta amiga casi matan a Dougie, vienes a decir que lo sientes?- En ese momento sentí como si algunas miradas se fijaran en nosotros- Sabes algo?- Joe solo se encogió de hombros- Él confiaba en ti. Dougie creía ser tu amigo- Dije con desprecio.

-Lo... lo- Volví a interrumpir.

-DEJA DE DECIR ESO- Dije moviendo mis brazos como loca- No tiene sentido. Casi lo matas, ya lo hiciste. Quieres que te perdone? Pff- En ese momento sentí como una chica a la que vi salir de la zona de hospitalización, se aclaraba la garganta mientras se paraba a nuestro lado. Era ella- Y tú que haces aquí?- Pregunte alejándome un poco de ella.

-No vengo por ti. Si es lo crees- Dijo Sofía con desprecio.

-Vinimos por sus heridas- Dijo Joe.

-Me importa?- Dije haciendo una mueca, mientras me daba una vuelta para irme. Escuche que intentaron decir algo, pero no les di importancia.

Al llegar al cafetín pedí mi te frio y me fui de inmediato a la habitación de Dougie. La enfermera me dijo que había despertado por unos minutos, pero se volvió a dormir. Seguía sin fuerzas y su estado de salud no mejoraba.

Al sentarme en el pequeño sillón escuche el ruido de algo que parecía ser un papel, me levante y vi que era una nota. La tome y la leí en voz baja.

“Me aferro a la noche en la que me miraste a los ojos y me dijiste que me amabas. Estabas bromeando? Porque me parece que estábamos a punto de terminar, ya no hablábamos. Ya no me sentía bienvenida. Que sucedió? Por favor dímelo. Porque en un segundo fue perfecto, y en otro estuviste saliendo por la puerta. Y me quede en el teléfono, todavía no habías llamado. Y me sentía tan rara, que no podía sentir nada en absoluto. Y ese flashback de cuando dijiste ‘Por siempre y para siempre’ Y es como una lluvia en tu dormitorio, cuando estas aquí y cuando te has ido. Porque yo estaba allí cuando dijiste ‘Por siempre y para siempre’ Estaba fuera de tu mente? Dije algo demasiado honesto?  Te hice salir corriendo y esconderte, como un niño asustado. Te mire a los ojos, te conocía por un minuto. Ahora no estoy tan segura. Así que allí estaba todo viniéndose abajo. Aquí esta el silencio que me corta hasta la medula. A donde se fue todo? Espera, por favor espera. Has olvidado todo? Dime que esto no es enserio, que es una clase de sueño del cual despertaremos pronto. Tú dijiste ‘Por siempre y para siempre’ así que aquí seguiré esperando”

Era obvio que esta carta no era para mí y también estaba claro quien la había dejado en la habitación. Ahora entiendo porque Joe vino al hospital, no era a pedir disculpas. Solo vino por Sofía, y como supongo que se enteraron que estaba aquí ingeniaron ese tonto plan. Pero, que pretende Sofía? Que espera? Que Dougie despierte y la perdone por esto? Por llevarlo al borde de la muerte?

*Hola chicas! No me maten por favor, sé que no subí capítulos en unos días y este no es el mas largo que digamos, pero les prometo que en este fin de semana se los voy a compensar!
Bueno lo de siempre, espero que les guste, que dejen sus comentarios y se la recomienden a alguien o hay tabla (? Jajajajajajaj Las amo :)
Ah! Y se que en la foto las manos son de una mujer por su anillo -Bueno creo(?- Pero fue la unica que me gusto jajajaja*

1 comentario:

  1. Me merezco la canción Cruela De Vil de Selena (? ahre sajlkdlasjdsaldk seguila Michelle, necesitamos mas Dougie (?

    ResponderEliminar