viernes, 23 de diciembre de 2011

Capitulo 6



Creo que llevábamos como 1 o 2 horas de viaje, no llevaba la noción del tiempo ya que hablar con Tom era muy divertido, parecía como que lo conociera de toda la vida. Incluso me recordaba un poco al chico del refresco, su risa, o su mirada, no lo se.  El chico del refresco, eso rebotaba en mi cabeza, no podía dejar de pensar en eso, la carta, la rosa, las disculpas, a que se refería? Tantas preguntas y ninguna respuesta….

-Que sucede?- Dije

-De que hablas Mari- Tom y yo hablábamos como si nos conociéramos de toda la vida.

-No se, dijiste algo no?- No sabia que sucedía.

-Si pero no hablaba contigo, estabas dormida. Solo estaba pidiendo un refresco. Oh lo siento! Quieres algo?- Hizo una sonrisa que me enamoró, era muy tierno, y esos hoyuelos que se le formaban, era perfecto.

-Solo agua, no estoy muy bien del estómago.

-Ok no hay problema.

Tom pidió el agua y siguió leyendo su libro. No puedo creer que hable con un completo extraño, y si me secuestra? Si me hace algo. Ok ya Marie deja tus delirios. Mis padres siempre me han dicho que no hable con extraños pero no puedo evitarlo, él es tan, tan, no tengo como describirlo es lindo, tierno, su forma de hablar y reír, su mirada. Es un sentimiento que no puedes controlar.

*Buenos días Damas y Caballeros, esperamos que estén disfrutando de su vuelo, estamos a 1 hora de llegar a España, gracias por elegir esta aerolínea*


Se escucho un “wuju” por parte de muchos pasajeros incluyéndome a mi y a Tom.

-No puedo esperar por aterrizar y encontrarme con mi primo.

-Y yo no puedo esperar a aterrizar y comer, muero de hambre lo juro- Reí como una loca, no pude controlarlo.

-En vez de estar feliz por ver a tu amigo, estas feliz por comer? Que lindo amigo eres- Lance una risa tímida.

-Si lo se, pero él es igual y peor que yo- Ambos reímos.
***
Paso la hora mientras hablaba y bromeaba con Tom. La misma chica que había hablado por el micrófono volvió hablar y dijo que en 15 minutos aterrizaríamos. Estaba mas entusiasmada que nunca, no podía creer que luego de 4 año volvería a ver a mi primo. Y si no lo reconozco? Y si no me reconoce? Y si no lo encuentro? Ok ya Marie tranquilízate enserio. Hablar conmigo misma era normal, siempre lo hacia.

Llegue a donde se buscaban las maletas y seguía con Tom, estamos hablando de muchas cosas tontas, sin sentido a decir verdad.

-Oye Mari ya encontré mi maleta, y es la única. Ya me voy mi amigo esta allá esperando, bueno te dejo mi numero, tal vez podamos vernos un día- Me guiño un ojo.

-Claro toma- Le di mi celular para que anotara su número- MI MALETA SI SI SI SI- Grite como loca- SI SI SI LA OTRA AL FIN!- Seguí guitando como loca y el comenzó a reírse de mi.

-Listo aquí esta- Me dio mi celular- Espero verte pronto- Me dio un abrazo y se fue- Hasta luego.

-Yo también espero verte pronto Tom!

Quería gritar como loca, no lo podía creer, conocí un chico bello, que esta en Madrid de paso, o tal vez este por un buen tiempo y tengo su numero para salir con él. Estaba allí parada como una tonta mirando mi celular con su número y una foto que él mismo tomó para que supiera que era él, seguía sin poder creerlo. Necesitaba que alguien me golpeara, estaba soñando o era la realidad? Porque el chico del refresco no pudo hacer esto? Porque? Seria tan lindo poder llamarlo.

Salí caminando con mis dos maletas –Tamaño familiar como yo les decía- y mi bolso de mano con una sonrisa de oreja a oreja. Me encontraba parada de puntillas buscando a mi primo sobre la gente, no lo encontraba y empezaba a entrar en pánico hasta que…

-MARI- Escuche a alguien gritando mi nombre así que empecé a mirar a todos lados pero no podía ver a mi primo.

Alguien me abrazó y me levanto del suelo.

-MARK- Le grite- AL FIN! No puedo creer que te estoy viendo, no sabes lo mucho que te he extrañado- Le di un fuerte abrazo.

-Como yo no te he extrañado- Me bajo y me dio un beso en la frente- Wao has crecido mucho ya casi eres de mi tamaño- Una gran sonrisa se dibujo en mi rostro.

-Y tú estas un poco mas gordo- Empecé a reír, mientras él ponía una cara de “asombro”

-Ok yo también te quiero.

-Lo se- Y ambos reímos.

Cogimos las maletas y nos dirigimos a la salida del aeropuerto. Ese aeropuerto era hermoso, no lo podía comparar con nada porque para mi no tenia comparación, tiendo a exagerar las cosas, pero esto no era una exageración.

Era un lindo día en Madrid, hermoso a decir verdad cuando salimos de aeropuerto todo se volvía mas hermoso e imaginable, estaba impresionada y creo que Mark lo podía ver en mi cara.
***
 Luego de dejar todo en casa de Mark y ordenar un poco mi habitación, me invito a cenar.

-A donde me llevaras amor?- Volví a hacer mi voz “sensual”

-JA JA JA Si vas a seguir hablando así mejor no te presento con mis amigos ni amigas- Ambos reímos.

-Porque? Porque me amarían y te dejarían de lado y te olvidarían?- Ambos reímos como locos. Luego de recobrar el aliento cogimos nuestros abrigos y salimos.

Íbamos en el carro y yo llevaba la ventana abierta para poder admirar todo.

-No puedo creer que no me invitaras antes- Le dije aparentando estar un poco molesta.

-Siempre quise hacerlo pero nunca pude, ya que no tenia casa propia ni nada, además tanto tú como yo sabemos que esta no fue la mejor de las invitaciones.

-Si- Apenas y pude decir eso, me hizo recordarlo.

No hablamos hasta llegar al Restaurant, al parecer ambos lo recordamos y no queríamos hablar al respecto. Era su tía y se encontraba tan dolido como yo porque ella fue como una mamá para el –Mi mamá no era hermana de mi tío o mi tía, era solo su cuñada-

-Aquí es- Dijo mientras me miraba y sonreía- Que te parece?

-Mark- Miraba con admiración ese lugar- Es.. Hermoso.

-Gracias, gracias. Sé que me esfuerzo.

-No seas tonto- Lo golpee en su hombro.

-No has cambiado nada.

-Por que habría de hacerlo?- Río levemente.

Nos bajamos del carro y entramos al Restaurant, era hermoso, todo lo que jamás alguien podría imaginar, parecía sacado de mis sueños. Era simplemente perfecto, no había una mejor manera de empezar mi estadía en Madrid.
***
Terminamos de comer y pedimos un postre, no podíamos comer mas pero si el postre seria como las imágenes del menú valdría la pena tener un dolor de estomago luego de comer.

El postre estuvo delicioso, solo pedimos uno porque ni Mark ni yo podíamos con un postre cada uno.

-Ya estamos listos volvamos a casa debemos descansar- Me dijo.

-Espérame en el carro, iré al baño rápido.

-Ok.

Fui al baño, hasta el baño era perfecto. Todo allí combinaba con todo, no lo podía creer, parecía sacado de película.

Salí del baño he iba caminando ya para salir, pero antes de abrir la puerta para salir me di la vuelta para agradecer al hombre de la puerta por la gran atención del lugar y fue cuando, lo vi. O eso pensaba. Era él? Enserio era el chico de Los Ángeles? 

*Espero que les guste como va la novela, dejen sus comentarios.

Gracias por leer y feliz navidad.  Los amo*

3 comentarios:

  1. asdkjldsdla Jodeme que es él? Nooo :B Ahora me la seguis (? sdkaljsdakdjla okno XD
    Tu fiel lectora aldkjslkajs :B

    ResponderEliminar
  2. Ok :| me encanta....
    una pequeña dudilla, mcfly no es mcfly(osea: TOM + DANNY + HARRY + DOUGIE) o ella es tonta y no los reconoce :P

    Besooooos, me encanta, siquelaaa :D

    ResponderEliminar
  3. nuasinfuisdbnua me encantaaaa!!!! sera el ? siii es el!! anfianfa misma pregunat de la de arriba jajajaja me marie un poco con lo de mcfly jajajaja
    seguila porfis!!!
    @PaloMc

    ResponderEliminar