viernes, 23 de diciembre de 2011

Capitulo 4



Ya era lunes, y falta muy poco para irme a Madrid a vivir con Mark, me iba el viernes para ser especifica y no me sentía muy bien para viajar, amaba ir de viaje, explorar cosas que nunca había visto o hecho, pero no estaba en el mejor momento para ir de viaje y “disfrutar” si podemos decir que ese viaje lo disfrutare.
No podía creer que dejaría de ver a Gi, íbamos a hablar por video chat y por teléfono, pero jamás volvería a ser lo mismo. Aunque tal vez para las vacaciones podría hablar con Mark y pedirle si Gi podía pasar las vacaciones con nosotros, ahora que lo pienso seria una gran idea y lo mas seguro es que él me diga que si, pues ama que invite a mis amigas y molestarnos con sus juegos tontos.
***
Estaba ordenando mi casa y Gi estaba ayudándome con todo y para hacerme sentir mejor con toda esta situación, coloco música a todo volumen de nuestras bandas favoritas.
Hicimos todo menos limpiar, bailamos y cantamos como locas. No se como los vecinos no vinieron a la casa a reclamar por la música, por que estaba realmente alta.
La tarde se nos pasó rapidísimo, comimos unas galletas que Gi trajo y como sabe que me encantan los Frapuccinos Mocca me trajo uno. No sé que hare sin ella cuando me mude a Madrid, es muy atenta y siempre me ayuda en momentos como estos.
Esa noche se quedó a dormir en mi casa porque me sentía un poco mal, no solo por toda la situación por la que estaba pasando, sino también porque tenia un poco de gripe.
En eso el timbre de la casa sonó y me dijo
-Mari no te preocupes yo voy- Me sonrió, se levanto de la cama ya que veíamos una película y se dirigió al primer piso de la casa.
Cuando volvió, que fue realmente rápido, la vi con una rosa y una tarjeta y me quede extrañada.
-Eso Gi quien te mando esa rosa- Levante las cejas mientras me reía.
-Eh- Tartamudeo- No es para mi, sino para ti y esta carta es un poco extraña- La mire con cara de sorpresa.
-Dame eso- Le dije, y se la quite de la mano- Déjame leer que dice.
-Léela en voz alta porque no me dejaste leerla toda.
-Ok, esto es lo que dice:
“Hola chica del refresco, sé que no nos conocemos como tal, pero solo quería dejarte esto          en muestra de “disculpas” por lo que sucedió con tu familia, volví a la pizzería el otro día y le pregunte a Edward por ti y me conto todo lo sucedido, me dijo que incluso te ibas a Madrid a vivir con tu primo, no puedo creer que no tuve la oportunidad de conocerte, pareces ser muy agradable y divertida.
Te preguntaras porque no me presente en persona para darte la carta con la rosa, pero es que sinceramente no puedo verte, no quiero hacerte sentir mal con eso,  lo que sucede es que te pareces mucho a mi ex novia y la ruptura con ella realmente me dejo destrozado, y además la situación en la que me encuentro en este momento no es la mejor, por lo que   quiero viajar para dejar eso atrás.
Hablando de viajar, iré a Europa y lo mas seguro es que pase por Madrid unos días, tal vez me quede hasta por alguno meses, todo depende si consigo trabajo, espero que te pueda   encontrar para conocernos como se debe y pasar un buen rato contigo.
Lo siento.
El chico del refresco.
PD: Si crees en el amor y en el destino, llegaremos a encontrarnos sea donde sea, no importa como, sé que lo lograremos, nos vemos linda. “
Las lágrimas empezaron a correr por mi mejillas, no entendía porque no me la entregó él en persona, si lo explicó, lo se, pero aun así quería verlo, quería dejar el misterio de un lado y conocerlo. Y porque pedía disculpas, a que se refería.
-Mari creo que definitivamente le gustas- Las dos nos mirábamos con cara de asombro.
-Si eso creo- Dije mientras me secaba las lágrimas- Pero por que me pide disculpas por el accidente de mis padres? Él no los conocía, no sabia nada sobre ellos y además no fue su culpa el no causo nada.
-Yo tampoco lo entiendo Mari, pero puede ser que solo se refiere que a se siente mal por tu perdida o algo así- Los ojos de Gi también se estaban llenando de lágrimas.
-Si se refiere a eso por que coloco un “Lo siento” al final de la carta, no tiene sentido, a que se refiere?- Las dudas invadían mi mente, no podía controlar el deseo tan grande que tenia de saber lo que sucedía.
-Que quiere que te diga? Yo tampoco entiendo a que se refiere- Me dijo haciendo una mueca- La única forma de saberlo es que te lo encuentres en Madrid.
-Eso es otra de las cosas que no entiendo.
-A que te refieres Mari?
-Me refiero a que, si me quiere ver porque no dejo su numero, o porque no vino en persona, o su correo, SU NOMBRE- Dije desesperada.
-Puede ser que quiere dejar que la mala situación por la que él esta pasando se calme, incluso la situación por la tú pasas.  Yo creo que solo quiere tomarse un tiempo para saber que eres la indicada, que esto no será más que una aventura de adolescentes- Tenia razón, a lo mejor eso era, no puedo creer que Gi pueda decirme todo eso, es como mi mama.
-Si puede ser- Me acosté nuevamente en la cama.
***
Cuando desperté me encontraba en el suelo –De nuevo- Todavía no entendía como podía pasar la noche en el piso. Me puse mi sweater porque el día estaba un poco frio y me di cuenta que Gi no se encontraba en la cama, lo mas seguro es que estuviera en la concina haciendo el desayuno o algo así. Entonces baje las escaleras y vi que no estaba allí, fue cuando escuche que gritaba y fui a donde estaba el televisor.
-Oye estas loca? Que haces jugando Wii a esta hora?- Parecía una loca lo juro.
-Al fin te despiertas! Pasaste toda la noche en el piso- Ambas reíamos
-Si lo se gracias por despertarme para subirme a la cama- Le lancé una mirada con los ojos entrecerrados.
-Ups- Y me dio una sonrisa mostrándome todos sus dientes.
-Tengo hambre, vamos a Starbucks a desayunar, quieres?
-Oh si.
Ella ya estaba vestida, así que subí a ponerme mis jeans, escogí una camisa cómoda con el nombre de mi banda favorita, tome mis converse y me peine el cabello.
-Lista Gi! Vamos.
***
Tengo que decir que pasamos un día excelente, fue como una despedida para mi. Luego de dejar a Gi en su casa me fui a un parque cercano a mi casa, quería despejar mi mente –Una vez más- Y respirar un poco de aire fresco de la hermosa ciudad de Los Ángeles antes de irme a vivir a Europa, ya que era martes y el viernes me iba.
Camine un poco, compre un helado y me senté en uno de los bancos que se encuentra frente al lago; me puse a escuchar música “Walk in the sun” de Mcfly para ser específica. Amaba esa canción, para mi era como la perfecta banda sonora de una película. Era simplemente perfecta. 

*Espero que les guste y que sigan leyendo. Planeo la aparición de uno de los Mcguys para el capitulo 6, bueno dejen sus comentarios.

Gracias por leer, los amo*

3 comentarios:

  1. Me dejas con la intriga de porque le pide perdon el chico ._. adklaksdñlsa Seguila :B
    Sofi Mariani de Unicornios McFlyers :D

    ResponderEliminar
  2. Aaaaaah! Michelle! (? Ya sabes que amo como escribes, y que amo la nove! Pero, este cap. (aparte del 1ro) a sido mi favorito! Ami también me dejaste con las ganas de saber porque ''D'' Pide perdón, me muero por saber quien es! Siguela, :)

    ResponderEliminar
  3. Jaskjsdhajhdf me morí con lo de "Oye estas loca? Que haces jugando Wii a esta hora?- Parecía una loca lo juro." me pasó hace unos días de una pijamada con una amiga, jskajskdf cada vez amo más tu novela *-*

    ResponderEliminar